¿Las lluvias influyen en la actividad volcánica?

Por Riky Centeno, vulcanólogo-IGP

La actividad volcánica es la manifestación de una serie de procesos físico-químicos asociados al ascenso de magma o roca fundida hacia la superficie terrestre, con su posterior expulsión ya sea en suelo continental, en el océano o en aguas poco profundas como lagos y lagunas.

En este proceso el agua juega un rol importante en la dinámica del magma: desde su formación en las profundidades del manto terrestre hasta en el desencadenamiento de determinados tipos de erupciones explosivas (freatomagmáticas y freáticas) ligados al contacto del magma ascendente con el agua almacenada en acuíferos subterráneos.

Cuando cesa una erupción volcánica, parte del magma que no ha sido expulsado permanecerá caliente dentro de la cámara magmática subterránea durante cientos o miles de años. Con el tiempo, el agua producto de las precipitaciones pluviales se infiltra en el suelo y forma acuíferos subterráneos. Estos, al entrar en contacto con el magma relativamente enfriado, se calientan para formar fuentes termales, fumarolas o géiseres, tales como aquellos que se observan en los alrededores de los volcanes Misti, Yucamane, Sabancaya, Ticsani, Tutupaca, etc. Actualmente, algunas de las fuentes termales en nuestro país son utilizadas como balnearios o centros turísticos para el público local y extranjero.

Ahora bien, ¿las precipitaciones pluviales tienen influencia directa sobre la actividad volcánica interna? Los resultados de monitoreo e investigaciones realizadas por el Instituto Geofísico del Perú (IGP) no han mostrado indicios que sustenten dicha hipótesis. Por ejemplo, tras el análisis realizado sobre la actividad sismovolcánica del volcán Misti desde el 2005 —y teniendo en cuenta los datos históricos de precipitación pluvial durante el periodo diciembre a marzo de la estación meteorológica Aguada Blanca, situada a 8 km al noreste del cráter del volcán— no se ha observado una correlación directa entre mayores valores de precipitaciones y cambios significativos en la actividad sísmica del Misti.

Descartada su afectación a la dinámica interna del volcán, cabe precisar que las lluvias sí tienen influencia directa sobre otro tipo de peligro volcánico superficial: los lahares o flujos de lodo volcánico. Estos pueden desencadenarse independientemente si el volcán está en actividad o no. La ocurrencia de lahares es común en las inmediaciones de los volcanes Ubinas, Sabancaya, Misti y Coropuna. El IGP viene implementando tecnologías y estableciendo procesos que permitan detectar rápidamente el descenso de lahares formados a partir de la ocurrencia de lluvias intensas, con el objeto de emitir alertas oportunas a las autoridades en salvaguarda de la población que habita próxima a los volcanes. Con ello, el IGP sigue desarrollando «Ciencia para protegernos, Ciencia para avanzar».



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Ministerio de Salud atendió más de un millón 200 mil casos relacionados a salud mental durante 2019

MTPE realizó primer encuentro regional para la protección de la vida y la salud de los trabajadores en Piura

Ministro Benavides se compromete a promover una cultura de la calidad en todos los niveles educativos