lunes, 5 de mayo de 2014

Atenciones en salud mental a nivel nacional se incrementaron a 200 mil en el 2013

Las coberturas de atención en salud mental aumentaron en 200 mil prestaciones durante el 2013 en los establecimientos del Ministerio de Salud (Minsa) debido a que cada vez más la población reconoce que tiene problemas emocionales y acude a los establecimientos de salud para tratarlos, informaron especialistas.

El director de Salud Mental del Minsa, Yuri Cutipé Cárdenas, explicó que durante el 2013 las atenciones llegaron a 700,000 mientras que 2012 fueron aproximadamente 500,000.

El especialista en psiquiatría infantil, indicó que el aumento se debe a que actualmente las personas buscan orientación ante una crisis y no sienten vergüenza en acudir a un servicio de salud para hacer una consulta. Pero también porque su economía está mejorando y pueden pagar un tratamiento.



"Una parte importante de la población ya puede pagar los precios de hospitalización y de los consultorios externos pues son bajos en relación a otras instituciones y puede costear la atención y medicinas que necesita", manifestó a la agencia Andina.

Por otro lado, dijo, la cobertura del Seguro Integral de Salud (SIS) para el tratamiento de las cuatro enfermedades de salud mental más frecuentes como la depresión, esquizofrenia, ansiedad y alcoholismo ha permitido el aumento de atenciones.

Mujeres y adicciones

Sobre la situación de la mujer que padece de adicciones, Cutipé Cárdenas mencionó que actualmente el 20% de las altas hospitalarias a pacientes con estos problemas corresponde a mujeres.

Sólo el año pasado se dieron 700 altas a nivel nacional, de las cuales 140 fueron a mujeres, mientras que las atenciones por consumo perjudicial o adicción a sustancias en consulta externa llegaron a 16,000 en el país, y el 20% fue del sexo femenino; es decir, 3,200 pacientes.

El funcionario reconoce que las mujeres necesitan de una atención terapéutica diferenciada porque sus condiciones psicosociales y culturales son distintas a las de los varones.

Mencionó, por ejemplo, que a una mujer que acaba de dar a luz no se le puede separar de su bebé, y que por esa razón los servicios tendrían que estar preparados para afrontar esa necesidad.

"No solo el número de camas es insuficiente, sino que además hay que modificar procesos para que consideren las características de adicción de las mujeres. Por eso creemos que el incremento de la atención ambulatoria es necesaria"

Guía de atención ambulatoria

Cutipé Cárdenas comentó que junto a Devida desarrollarán una guía de atención ambulatoria para que se aplique a mujeres con problemas de adicción en el primer y segundo nivel de atención, en los módulos de salud mental que existen a nivel nacional.

Si bien la frecuencia del consumo de drogas en las mujeres es menor que en los varones, el experto refirió que la enfermedad en esta población no se visibiliza en su real magnitud porque aún existe la creencia de que las adicciones están asociadas a conductas riesgosas y las mujeres no las tienen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario