Niña de 10 años elabora canastas ecoamigables para trasladar los alimentos que recibe de Qali Warma

Peru noticias
Inquieta, juguetona, comprometida con el medioambiente y con habilidades para la comunicación y el arte, así es Vernis Valeria Rodríguez Vargas. Tiene 10 años y cursa quinto grado de primaria en la Institución Educativa Nº 20359 Reyna de la Paz, ubicada en el distrito de Végueta, provincia de Huaura, noreste de Lima, y es usuaria del Programa nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).
Desde muy pequeña mantuvo contacto con una legendaria tradición familiar, y sus manos, sin que ella aún lo supiera, estaban entrenadas para ser artesana del junco. Su abuela es doña Juanita Collantes de los Santos, conocida en el distrito y alrededores por ser una de las mejores exponentes en el arte de tejer la fibra del junco, su madre y su padre también trabajan esta fibra natural y elaboran diferentes productos; eso despertó su curiosidad y activó su destreza, y rápidamente puso manos a la obra.
Este arte milenario de la cultura Vichama está en el ADN de Vernis, que no dudó en aplicarlo para aportar en dar solución a dos problemas que identificó en su pueblo y los pueblos de todo el mundo: los residuos y la contaminación.
Esto motivó a la pequeña a presentarte en febrero a un concurso de reciclaje organizado por la Municipalidad Distrital de Végueta, donde logró el segundo lugar con la elaboración de una muñeca a base de botellas y chapitas, lo que despertó en ella una idea innovadora relacionada con el cuidado del medioambiente.
Buscando reducir el uso de plásticos, trabajó junto a su abuela y su madre en la posibilidad de elaborar canastas/bolsas para el recojo de los alimentos que brinda Qali Warma del Midis para el acompañamiento del aprendizaje escolar.
Recordemos que, Qali Warma promueve el desarrollo humano a través de un servicio alimentario de calidad, generando un contexto donde más niños y niñas puedan aprender.
Este programa social del Midis atiende a más de 4.2 millones de escolares distribuidos en más de 64 000 instituciones educativas de todo el país.
“Aprendí a tejer estas bolsitas cuando veía a mi abuelita, mi mamá y papá elaborarlas. Un día le pregunté a mi abuelita si quería enseñarme y ahí supe que tengo un talento para la artesanía”, narró Vernis, protagonista de esta historia.
Trabajo de todos
Tras actualizar sus conocimientos con su mentora, lo primero que hizo fue buscar un molde para empezar. “Mi mamá me dio un tazón grande para usarlo como fondo y mi abuela me señaló el camino. Poco a poco fui asegurando el junco y con mucho esfuerzo fui avanzando”, contó emocionada la niña.
Entusiasta, involucró a sus compañeros. “Les conté a mis amiguitos y les dije que podía ayudarlos porque era una buena forma de cuidar el planeta. Nosotros tenemos playas y da mucha pena cuando hay desperdicios como el plástico que demora muchos años en desintegrarse”, enfatizó Vernis.
Poco a poco se fueron sumando, y de los dos que empezaron, pasaron a ser casi diez los compañeros que elaboran las canastas a base de junco para recoger la leche, conservas de pescado, arroz, azúcar, aceite y avena, alimentos entregados por Qali Warma en su colegio.
“Ahora acompaño a mi mamá a recoger los productos de Qali Warma con mis bolsitas, con las que estoy muy feliz y son muy importantes porque ayudan a prevenir que el medioambiente se siga contaminando. Les recomiendo que las utilicen para que nuestro ambiente esté sano”, sostuvo orgullosa Vernis.
Lima, 5 de junio de 2022
OFICINA GENERAL DE COMUNICACIÓN ESTRATÉGICA
Enlace de fotos: https://cutt.ly/nJmwhLq


Vía Gob.pe

Le puede interesar:

EsSalud: mujeres en edad fértil podrían tener niños con autismo por consumo de valproato

JNJ eligió a Liz Patricia Benavides Vargas y Juan Carlos Villena Campana como nuevos Fiscales Supremos