EL TRABAJO DOMÉSTICO Y DE CUIDADO SON RESPONSABILIDAD DE TODAS Y TODOS

Peru noticias

En el Perú, según la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) 2010, las mujeres destinaban 24 horas de trabajo más que los hombres para la realización del trabajo doméstico. Durante el periodo de aislamiento social obligatorio por la pandemia del COVID-19 está diferencia se exacerbó. De acuerdo con la encuesta del MIMP e Ipsos Perú, realizada en mayo del presente año, las mujeres incrementaron 4.1 horas diarias al tiempo que ya dedicaban a las tareas del hogar, mientras que los hombres le incrementaron en 3.6 horas diarias.

En el Día Internacional del Trabajo Doméstico, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) promueve la responsabilidad compartida de hombres y mujeres en las tareas domésticas y de cuidado, a fin de contribuir a la desnaturalización de que estas labores son exclusivas para las mujeres; evitando que realicen dobles jornadas que perjudica su salud, tranquilidad y limitan el ejercicio de sus derechos.

Para ello, el Programa Nacional Aurora a través de su intervención Hombres por la Igualdad (HPI) promueve la igualdad, cuestionan los estereotipos de género o etiquetas que se asignan a hombres y mujeres. A nivel nacional, 2527 hombres integran de manera voluntaria los 159 colectivos, que vienen experimentando que el cocinar junto a sus hijas, hijos o parejas les reditúa beneficios, como vivir en un hogar libre de violencia.

Asimismo, durante el estado de emergencia, se previno a 31 980 hombres del país a través de videos testimoniales en redes sociales, difusión de consejos, mensajes en radios locales, entre otras actividades.

José Coral Alzalde, es integrante de la intervención HPI en Lamas, en la región San Martín, él cuenta su experiencia y señala que, en tiempo de cuarentena, afianzó su relación con su esposa y con sus dos hijos e hija.  “Realizo los quehaceres del hogar e inclusive me dicen papá, tú cocinas rico. Eso me motiva y con gusto lo hago. Todos en la casa participamos y tenemos claro que todos somos iguales”, señala.

En el distrito de San Miguel está José Díaz Bravo, también integra voluntariamente HPI, quien afrontó la cuarentena con positivismo y teniendo una convivencia sana e igualitaria. “A veces asumo la totalidad de las responsabilidades del hogar, ambos somos adultos, llevamos por igual las responsabilidades y así tenemos una convivencia sana e igualitaria. Esto va más allá de géneros”, remarcó.

El MIMP reitera a la ciudadanía que para eliminar la desigualdad y lograr una convivencia saludable en los hogares, es importante que los hombres asuman su responsabilidad y se organicen con sus parejas para cuidar a sus hijos e hijas, en especial si son bebés, y compartir actividades en familia; así como ocuparse de la limpieza y las compras de la semana, entre otras labores.  



Vía Gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

ADQUIEREN 10 MIL METROS CÚBICOS DE OXÍGENO MEDICINAL PARA HOSPITAL DE EMERGENCIAS COVID-19

Internos reciben equipos de protección por reinicio de labores en talleres productivos

Más de 60 artistas tradicionales de Cantagallo muestran sus obras en tienda virtual Ruraqmaki.pe