Atención y protección de policías frente al Covid-19 registra mejoras significativas

En el último mes, la atención y protección del personal policial frente al Covid-19 ha registrado mejoras significativas, al ser una prioridad la salud de quienes luchan en la primera línea para hacer cumplir las restricciones que buscan frenar la propagación del coronavirus en el país.

Como parte de las medidas implementadas en esta pandemia para proteger la salud policial figura, por ejemplo, la ampliación de la oferta en el Hospital Central PNP Luis N. Sáenz, con 155 camas, cifra que se incrementará en junio a 350 camas para pacientes infectados con Covid-19.

Adicionalmente, se suscribieron importantes convenios con seis prestigiosas clínicas privadas para la atención de policías positivos para Covid-19, y se contrató a instituciones prestadoras de servicios de salud para resolver patologías simples, tanto en Lima como en provincias.

Con el apoyo de la empresa privada, también se mantiene aislado al personal policial en hoteles, al igual que en la Villa Panamericana, para evitar que contagien a sus compañeros o familiares, y realiza un monitoreo telefónico diario de todos los policías contagiados con la enfermedad.

En tanto, en la escuela de formación policial de Puente Piedra se habilitó una residencia temporal para 500 policías asintomáticos con Covid-19, contando a la fecha 420 camas listas, y se dispuso que todo policía diagnosticado con el virus reciba un kit de medicamentos para su tratamiento.

La colaboración del sector privado también permitió construir en tan solo 30 días un hospital de campaña en el Rímac, que funciona desde el 16 de mayo con capacidad para 45 pacientes Covid-19, y se aprobó un protocolo de higiene y control de la salud de todo el personal policial.

Planta de oxígeno

Otra medida importante en bien de la salud policial frente a la pandemia es la habilitación de una nueva planta de oxígeno medicinal en el hospital central policial, que permite abastecer a diario 45 balones de 10 metros cúbicos de este elemento vital con 99% de pureza.

Esta producción diaria es clave no solo para potenciar la capacidad operativa de este nosocomio, sino para mejorar la capacidad ventilatoria de los efectivos diagnosticados con Covid-19, que requieran de este servicio durante su hospitalización en cuidados intensivos y en emergencia.

Sin perjuicio de ello, la Defensoría del Policía articula con las redes policiales de salud para garantizar el monitoreo médico y hospitalización de pacientes, en coordinación con la Dirección de Sanidad Policial y el Fondo de Aseguramiento en Salud de la Policía Nacional del Perú.

En materia de prevención de nuevos contagios, también se ha comprado un importante lote de 800,000 mascarillas descartables quirúrgicas para el personal operativo de diversas regiones policiales, unidades ejecutoras y otras unidades policiales a nivel nacional.

De la misma forma, se están gestionando compras de Equipos de Protección Personal (EPP), insumos de desinfección, equipos médicos UCI, pruebas de tamizaje, entre otros equipos para la PNP y la sanidad policial por un monto de S/ 182 millones para el segundo semestre del año.

Una compra adicional de EPP, por un monto de 12 millones de soles, se viene efectuando para dotar a la institución policial de mascarillas, mamelucos, gel antibacterial, entre otros insumos, que serán entregados la primera quincena de junio del presente año.

Asimismo, se dispuso descentralizar la toma de pruebas en unidades policiales y policlínicos de Lima, Callao y otras jurisdicciones, habiendo realizado más de 40,000 pruebas diagnósticas, entre moleculares y rápidas, que han permitido detectar a más de 7,000 efectivos infectados.

En esa misma línea, se ha realizado una evaluación médica, con examen biométrico, a más de 11,000 efectivos policiales para detectar factores de riesgo, como obesidad, hipertensión arterial y diabetes mellitus.

Intervenciones póstumas

En cuanto al personal policial que perdió la vida a causa del Covid-19 también se han adoptado diversas acciones, como ascender de forma excepcional al policía caído al grado inmediato superior, así como la entrega de beneficios sociales y derechos previsionales a sus deudos.

A la fecha se han emitido 60 resoluciones ministeriales por ascenso póstumo, y se viene dando cobertura total para los pacientes fallecidos, a través del Fondo de Apoyo Funerario (Fonafun) de la PNP.

Cabe mencionar que la Defensoría del Policía se encarga de hacer el seguimiento y monitoreo de los efectivos policiales y sus derechohabientes infectados, además de brindar orientación y acompañamiento a los deudos de los policías fallecidos.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Hospital Emergencia Ate Vitarte recibe generosa donación para el área de pediatría

GORE HUANCAVELICA ENTREGA 9,000 MASCARILLAS COMUNITARIAS Y PRUEBAS RÁPIDAS EN ACORIA

ADQUIEREN 10 MIL METROS CÚBICOS DE OXÍGENO MEDICINAL PARA HOSPITAL DE EMERGENCIAS COVID-19