MIMP: Madres del Programa Aurora trabajan en su día para luchar contra la violencia hacia la mujer e integrantes de la familia

El agradecimiento por el apoyo recibido, de parte de quienes han sido víctimas o testigos de violencia, les da más fuerza para continuar con su trabajo diario. Aún en fiestas o celebraciones especiales como el Día de la Madre, Carla Macarena Parra y Dina Reyna Villalobos, parte del equipo del Servicio de Atención Urgente (SAU) del Programa Nacional Aurora del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), siguen trabajando arduamente para proteger a las víctimas de violencia.

“Hoy, me gustaría estar con mi mamá, pero por la coyuntura es complicado. La llamé muy temprano y nos felicitamos, sus palabras de aliento me dan mucho ánimo para seguir con mi trabajo, que es ayudar a las personas. Tengo un hijo que va a cumplir dos años, él está en casa, esperándome, aún no entiende de esta fecha, pero estoy feliz por tenerlo”, dice Carla, quien es psicóloga del Programa Aurora y que este día dará contención emocional a las víctimas de violencia.

Carla nos cuenta que a pesar de la situación de violencia que muchas personas atraviesan, ellas siempre agradecen a todo el equipo por llegar hasta sus hogares, para escucharlas, acompañarlas y orientarlas. “Eso hace que sigamos laborando a favor de las mujeres o integrantes del grupo familiar. No importa que hoy sea mi día, me importa la situación emocional de la víctima, por eso estoy aquí”, enfatiza.

Quien también pasará esta fecha de una forma distinta es Dina. Ella es asistenta social del Programa Aurora y es, además, mamá de una adolescente de 15 añosde edad. Al hablar de ella se emociona mucho y dice que, “al llegar a casa, siempre abrazo a mi hija, ella es mi mayor fortaleza. Entiende mi trabajo y está orgullosa de mí y yo de ella. Nos tenemos mucha confianza y eso es importante para una buena relación entre madre e hija”.

Además, asegura que “no podría estar tranquila en casa, sabiendo que alguien nos necesita. El equipo del Servicio de Atención Urgente (SAU) tiene que llegar a las víctimas, ayudarles en todo lo que se pueda, fortalecer su red familiar, su autoestima, ser el apoyo que están buscando”, afirma Dina Reyna Villalobos.

En el Programa Aurora existen muchos casos como el de Dina y Carla, que son madres y que integran uno de los 8 SAU o de los 209 equipos itinerantes a nivel nacional, que, desde que empezó la cuarentena por el COVID-19, están en la primera línea atendiendo en cada región a las víctimas de violencia. Ellas trabajandía a día para construir un país más igualitario y libre de violencia para sí mismas, las mujeres, sus hijas e hijos.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Más del 50% de comerciantes de mercados resultaron positivo al Covid-19

Santa Rosa de Quives: Mercado Minagri De la Chacra a la Olla llega al distrito para abastecer con alimentos de primera necesidad a familias rurales

Minsa envió 22 500 pruebas para descarte de Covid-19 a Lambayeque desde el inicio de la epidemia