MINAM inicia proceso participativo para elaboración de Plan Nacional de Adaptación al cambio climático

El Perú apuesta por fortalecer su acción climática al promover la reducción de la vulnerabilidad y los riesgos ante los efectos del cambio climático. Para lograrlo requiere de instrumentos tales como el Plan Nacional de Adaptación, pieza clave en el compromiso por asegurar el bienestar de las presentes y futuras generaciones del país.

Así lo expresó la directora general de Cambio Climático y Desertificación del Ministerio del Ambiente (MINAM), Laura Secada, al dar inicio al proceso participativo para la elaboración de este documento estratégico. En este primer encuentro virtual, dirigido a los gobiernos regionales de las regiones del norte y centro del país, la directora destacó la necesidad de trabajar juntos hacia un desarrollo conforme las prioridades de cada región, fortaleciendo la acción climática desde el territorio en contexto que nos desafía a mejorar nuestra relación con el ambiente.

Por su parte, Cristina Rodríguez, directora de Adaptación al Cambio Climático y Desertificación, sostuvo que el Plan Nacional de Adaptación contribuye a la implementación de la Ley Marco sobre Cambio Climático y su Reglamento; orienta la agenda climática en materia de adaptación con mirada de largo plazo; y contribuye a la actualización de la Estrategia Nacional ante el Cambio Climático, considerando las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés).

De este modo, los representantes de 13 gobiernos regionales invitados al diálogo virtual, compartieron inquietudes y aportes a los resultados preliminares del análisis de riesgos ante efectos del cambio climático que se vienen elaborando como parte del Plan. Asimismo, participaron los representantes del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi); de la Dirección General de Estrategias de los Recursos Naturales del MINAM; y representantes de la sociedad civil.

Los asistentes coincidieron en manifestar que existen aspectos por mejorar en los modelos conceptuales de las áreas temáticas para una adecuada articulación del documento con las prioridades de las regiones. Así también, ofrecieron alcances en diversas áreas temáticas relevantes para su región, las cuales podrían verse afectadas por los efectos del cambio climático.

En línea directa a ello, Daniel Morchain, representante de la Red Global del NAP, afirmó que la adaptación es un proceso impostergable que necesita una respuesta articulada y sinérgica de todos los actores y sectores del país. Por ello, remarcó que la elaboración del Plan Nacional de Adaptación implica la mejora en conductas y acciones de la ciudadanía y sus instituciones.

Dato:

Esta es la primera de dos sesiones virtuales a sostener con los gobiernos regionales. El proceso participativo, liderado por la Dirección General de Cambio Climático y Desertificación del MINAM, incluye también la participación activa de actores estatales y no estatales, como son los sectores implementadores de las NDC, el sector privado, pueblos indígenas, academia, jóvenes y sociedad civil.

Además, esta iniciativa cuenta con el soporte del Programa de Apoyo a País para Planes Nacionales de Adaptación de la Red Global del NAP; el proyecto Readiness NAP, ejecutado a través de la Fundación Avina; el proyecto de Apoyo a la Gestión del Cambio Climático – Fase II; el proyecto de Adaptación a los Impactos del Cambio Climático en Recursos Hídricos en los Andes; y los proyectos Creación de capacidad global para aumentar la transparencia (CBIT); y el proyecto para la Vulnerabilidad, evaluación de riesgos, adaptación y mitigación al cambio climático (IMELS).



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Hospital Emergencia Ate Vitarte recibe generosa donación para el área de pediatría

GORE HUANCAVELICA ENTREGA 9,000 MASCARILLAS COMUNITARIAS Y PRUEBAS RÁPIDAS EN ACORIA

ADQUIEREN 10 MIL METROS CÚBICOS DE OXÍGENO MEDICINAL PARA HOSPITAL DE EMERGENCIAS COVID-19