MIMP: Personal que atiende a residentes con discapacidad muestran su vocación y dedicación al cuidado de la población vulnerable

El compromiso y la solidaridad del equipo técnico, el personal de salud y el personal de atención permanente que laboran en los Centros de Acogida Residencial (CAR) para personas con discapacidad, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), quedaron demostrados en la decisión de permanecer en sus respectivos lugares de trabajo, acatando el decreto de Estado de Emergencia Nacional dictado por el Poder Ejecutivo, a consecuencia del brote del COVID 19.

Así sucede en los siete CAR (5 en Lima y 2 en Arequipa) para personas con discapacidad en desprotección familiar o riesgo social, administrados por el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), donde los profesionales y técnicos han priorizado la atención integral que brindan a niñas, niños, adolescentes y jóvenes vulnerables, y decidieron cumplir con la inmovilización social que señala el decreto del gobierno.

Este es al caso del CAR Renacer, ubicado en el distrito de San Miguel, sus 57 colaboradoras y colaboradores, comparten su día y noche junto a las y los residentes con discapacidad intelectual.

Al respecto, Christian Iparraguirre, coordinador del mencionado centro, comentó que se cuenta con una profesional de la salud y dos enfermeras que junto al personal, viven ahora en el CAR. “Han traído desde sus hogares, provisiones, ropa, accesorios personales para vivir aquí, con el objetivo de continuar cuidando a las y los residentes”.

Además, mencionó, esta medida permite que no haya contacto con el virus que podría contagiarse en el traslado desde sus casas al centro. “Nadie sale, ni nadie ingresa al CAR. Solo en casos de emergencia”, agregó.

De otro lado, en el CAR Matilde Pérez Palacio, donde se brinda cuidados a niñas y niños con problemas neurológicos y multidiscapacidad, se cuenta con personal de salud que también decidió quedarse durante el Estado de Emergencia Nacional.

Así lo informó Rubén Calixtro, tecnólogo médico en terapia física y rehabilitación. “Somos 45 personas que ahora vivimos dentro del centro. Contamos con 32 personal de atención permanente al servicio de niñas y niños, además de personal de mantenimiento, cocina y lavandería”, dijo.

Con el objetivo de que tengan un espacio privado, en todos los CAR se han habilitado camas en ambientes amplios y cada uno a distancia pertinente.

En el mismo CAR, el doctor Javier Nagamine cumple sus rondas de visita a las y los menores de edad. “Se mantiene la misma rutina de evaluación con las niñas y niños, me acompaña una enfermera y una técnica”, sostuvo el médico.

En los siete CAR del MIMP, administrados por el Inabif, el personal recibió capacitación previa, sobre el lavado de manos antes y después de interactuar con las y los residentes. Se cuenta con jabones y alcohol gel en todas las puertas de ingreso de las habitaciones y espacios comunes como el comedor, cocina, entre otros.

Los Centros de Acogida Residencial (CAR) para personas con discapacidad albergan a niños, niñas, adolescentes y a jóvenes en situación de abandono y riesgo social. Los CAR Esperanza, Matilde Pérez Palacio, Niño Jesús de Praga de Ancón, Renacer y San Francisco de Asís se encuentran ubicados en Lima, mientras que los CAR Casa Isabel y Sagrada Familia atienden en la región Arequipa. Cabe señalar que, a enero de 2020, se brindó atención a 390 residentes (248 hombres y 142 mujeres).



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

COMUNICADO 01 - BONO INDEPENDIENTE

Bono económico de S/ 380 como ayuda por coronavirus

MTC garantiza continuidad de los servicios de transporte de carga y toda actividad conexa