La muerte encefálica es el principal requisito para la donación de órganos

En nuestro país, los familiares de un fallecido por muerte encefálica tienen la potestad de permitir o impedir la donación de órganos, y uno de los principales motivos de la negativa familiar es el desconocimiento sobre el proceso de la donación y el trasplante de órganos y tejidos.

Así lo dio a conocer Juan Antonio Almeyda Alcántara, director general de Donaciones, Trasplantes y Banco de Sangre del Ministerio de Salud (Minsa), quien destacó que el trasplante de órganos es un tratamiento médico a través del cual un donante puede salvar hasta 10 vidas, siempre y cuando la respuesta de los parientes se de en el tiempo oportuno.

El especialista enfatizó que la muerte encefálica o muerte cerebral, cómo se le llama comúnmente, es el diagnóstico y certificación del cese definitivo e irreversible de la función encefálica, es decir el cerebro no presenta ninguna actividad y, por lo tanto, la personal está muerta; sin embargo, aún puede dar vida a otras personas a través de la donación de sus órganos o tejidos, lo que no ocurre con el coma, que es el estado de inconsciencia profunda en el que la persona está viva, pero no responde a su entorno.

También dijo que para declarar a un paciente con muerte cerebral se requiere de exámenes y pruebas que son evaluados por tres médicos: un neurólogo o neurocirujano, el médico tratante y un representante del establecimiento de salud, que por lo general es el jefe de emergencia o el director del establecimiento de salud.

Es importante, tener en cuenta que nuestros médicos tienen muy poco tiempo para realizar el trasplante, ya que, a pesar de que los órganos del donante fallecido reciben oxigenación a través de máquinas (ventiladores mecánicos) y fármacos, el deterioro de los órganos continua irreversiblemente hasta llegar al paro cardiaco definitivo y perdida de una oportunidad de donación.

Por esta razón, profesionales especializados del Ministerio de Salud realizan la solicitud a la familia en periodos cortos de tiempo, respetando en todo momento su duelo. Asimismo, la familia toma esta difícil decisión, sobre poniéndose a los momentos de pena y dolor que está pasando.

“La donación de órganos y tejidos salva vidas, un donante de órganos trasciende a la muerte porque brinda una segunda oportunidad a personas cuyo destino depende del trasplante, de ahí la importancia de comunicar a la familia nuestra decisión. Podemos expresarlo también en el Documento de Identidad (DNI), la Licencia de Conducir o Firmando el Acta de Consentimiento para la donación voluntaria de órganos y tejidos”, refirió Almeyda.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Modernos hospitales, atención progresiva y servicio de Telesalud para la región Cajamarca

Dieciocho embarcaciones tienen permiso del MTC para realizar transporte marítimo de cabotaje

MIMP participó en curso de fortalecimiento de capacidades políticas para candidatas al congreso 2020