Escolares elaboran ‘superpan’ para combatir la anemia

Un grupo de estudiantes del colegio seminario San Juan María Vianey (SAJUMAVI) y del Centro de Educación Técnico Productivo (CETPRO) Nº 34026 de Huancavelica han desarrollado un ‘superpan’ que ayudará a reducir los altos índices de anemia que afecta a la población escolar de una de las regiones más pobres del país.

Este pan milagroso, hecho a base de sangre de bovino y harina fortificada, logró restablecer los índices de hemoglobina de 150 alumnos de entre 13 y 16 años de edad del colegio SAJUMAVI, según los últimos exámenes de despistaje de anemia realizado por los médicos del hospital Zacarías Correa Valdivia de Huancavelica.

“En aproximadamente 45 días, el ‘superpan’ ayudó a reducir los índices de anemia que afrontaba la población escolar del colegio seminario y ahora los alumnos se ven más saludables y llenos de energía y están en buenas condiciones para lograr mejores resultados en sus estudios”, refiere Roosvelt Flores Flores, rector del colegio religioso.

El novedoso producto ya se encuentra en su fase de comercialización y entre sus compradores figuran la Aldea Infantil San Francisco de Asís, el Asilo de Ancianos y el Colegio de Alto Rendimiento (COAR) del Ministerio de Educación (Minedu).

El proyecto

Todo empezó cuando los alumnos consiguieron para el CETPRO un horno industrial donado por la asociación Red de Corazones y desarrollaron la propuesta del pan fortificado para que las familias dispongan de un alimento que ayude a combatir la anemia en Huancavelica.

Alex Inga Aparco, exalumno formado en el colegio seminario “San Juan María Vianney”, está a cargo de la panadería en el CETPRO y elabora los panes con el apoyo de 18 alumnos del tercer, cuarto y quinto año.

Flores explica que los ingredientes son los mismos que se utilizan para la elaboración de un pan: harina de trigo, levadura, azúcar, sal, manteca y agua, a los que se les agrega sangre de bovino secada por atomización, un producto cuyo primer lote donó la fundación San Román.

El rector dice que el proyecto también pretende desarrollar capacidades y actitudes de los alumnos para el emprendimiento, la creatividad y la polivalencia con el fin de que los egresados generen su propio puesto de trabajo y capitalicen las oportunidades que ofrece el mercado laboral.

“Este proyecto cura a los niños de una herida antigua: la anemia. Por eso, con mucho esfuerzo logramos preparar el pan fortificado con hierro para combatir este grave problema y darles a los niños la capacidad de pelear por un futuro mejor, digno y diferente”, señala.

Ahora, el nuevo objetivo de los alumnos es obtener el registro sanitario para empaquetar el pan y hacerlo llegar a las comunidades más lejanas de Huancavelica y, mediante convenios con entidades públicas y privadas, masificar su consumo en programas sociales como el Vaso de Leche o Qaliwarma.

Ellos confían en que el Decreto Supremo N°004-2019 MINEDU los ayude a perfeccionar las carreras técnicas y, como alumnos de los CETPRO, a tener más oportunidades para transitar a mayores niveles formativos en institutos de Educación Superior Tecnológica y en escuelas de Educación Superior.

Este delicioso pan está a la venta en la panadería del colegio SAJUMAVI, en la avenida Andrés Avelino Cáceres N° 790 del barrio de Yananaco, en Huancavelica.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Ministra Fabiola Muñoz recibe reconocimiento por trabajo en favor de la conservación ambiental

EsSalud podría construir hasta 20 hospitales si recupera deuda de entidades estatales y empresas privadas

Nuevo gerente de EsSalud Lambayeque asumió funciones