Comer saludable reduce probabilidades de padecer cáncer de estómago

Evitar el consumo de alimentos ahumados, muy salados, con preservantes y con alto contenido de sustancias químicas es la manera más segura de prevenir el cáncer de estómago en las personas jóvenes y adultas.

Al respecto, la directora de la Dirección de Prevención y Control del Cáncer del Ministerio de Salud (Minsa), Reina Bustamante Coronado, informó que un factor de riesgo es el consumo de carnes rojas, carnes procesadas (embutidos), carnes conservadas en sal, así como las cocinadas a altas temperaturas.

“Se recomienda no exponer la carne directamente a las llamas o una superficie caliente de metal y evitar cocinar prolongadamente a altas temperaturas. Es necesario voltear la carne continuamente sobre la fuente de alta calor para reducir considerablemente la formación de aminas heterocíclicas, causantes de diversos tipos de cáncer”, agregó.

Asimismo, destacó que es importante que la población disminuya el riesgo de infecciones por Helicobacter pylori, que también responsable del cáncer de estómago. Por ello, es importante el lavado de manos para evitar contagiarse con este microorganismo.

“El Helicobacter pylori crece en la capa mucosa que recubre el interior del estómago. Se propaga a través de alimentos y agua contaminada”, explicó.

En este contexto, la especialista destacó que es vital poner en práctica una dieta saludable y ejercicios físicos para prevenir el cáncer de estómago.

“Las personas deben consumir alimentos frescos e higiénicos con predominio de vegetales y frutas con alto contenido en vitamina C, como los cítricos. Estos alimentos pueden inhibir la formación intragástrica de los compuestos dañinos, los neutralizan y protegen a la persona de un cáncer de estómago”, manifestó la especialista.

Signos de alerta

Es importante reconocer los signos de alerta que se manifiestan por la presencia de acidez y/o sensación de llenura después de comer pequeñas cantidades de alimentos, acompañado de gases, náuseas, dolor abdominal y vómito. También fatiga y pérdida de peso repentino.

Cabe destacar que el cáncer de estómago es la segunda neoplasia más frecuente en los hombres, después del cáncer de próstata, según el Observatorio Global de Cáncer (Globocan). Es un cáncer silencioso que dificulta la detección temprana, encontrándose frecuentemente en etapas avanzadas.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Ministra Fabiola Muñoz recibe reconocimiento por trabajo en favor de la conservación ambiental

EsSalud podría construir hasta 20 hospitales si recupera deuda de entidades estatales y empresas privadas

Se amplían hasta el año 2022 los beneficios tributarios para promover la inversión en desarrollo e innovación tecnológica en las empresas