Instituto de Ciencias Neurológicas brinda tratamiento para infarto cerebral que reduce el riesgo de mortalidad y minimiza la discapacidad

El Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN) del Ministerio de Salud (Minsa) brinda a los pacientes que han sufrido infarto cerebral una alternativa de tratamiento llamada trombolisis, la cual permite minimizar la discapacidad y disminuir el riesgo de mortalidad que ocasiona una enfermedad cerebro vascular (ECV).

Según refiere el jefe del Centro de Investigación en Enfermedad Cerebrovascular del INCN, Carlos Abanto Argomedo, la trombolisis es un procedimiento vía endovenosa que se aplica para disolver coágulos sanguíneos, permitiendo una mejoría significativa en pacientes con infartos cerebrales.

“Los pacientes sometidos a este tratamiento mejoran su calidad de vida, tienen menos discapacidad y menor riesgo de mortalidad que los no trombolizados. A la fecha tenemos cerca de 100 casos de pacientes trombolizados con éxito”, precisó.

Este tratamiento se administra por vía endovenosa hasta cuatro horas y media después de iniciados los síntomas, previa evaluación clínica por el médico especialista y la realización de una tomografía cerebral. El fármaco trombolítico diluye el coágulo y restablece el flujo sanguíneo cerebral.

Según últimas investigaciones este fármaco podría incluso ser efectivo hasta las nueve horas de inicio de los síntomas. Sin embargo, mientras más temprano se aplica hay mayor probabilidad de una recuperación completa, refiere el especialista.

A fin de recibir el tratamiento oportunamente es importante reconocer a tiempo los signos de alarma de la enfermedad cerebrovascular (ECV), de tipo isquémica que son: parálisis de un lado de cuerpo y alteración del habla o del lenguaje de inicio súbito, inestabilidad para caminar y trastornos de los campos visuales.

Para el neurólogo, la detección precoz es vital, pues permitirá que la persona reciba un rápido tratamiento, mejorando sus opciones de recuperación. “Tiempo es cerebro y tiempo perdido es cerebro perdido”, advierte.

En nuestro país, los bomberos (Línea telefónica 116) y el Sistema de Atención Médica de Urgencias, SAMU (Línea telefónica 106) juegan un rol importante en la atención prehospitalaria y el traslado de este tipo de pacientes a establecimientos especializados y preparados para la realización de este procedimiento, como el Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas.

Prevención

Definitivamente, los cambios en el estilo de vida pueden contribuir enormemente en reducir el riesgo de padecer enfermedad cerebrovascular. Estos cambios deben incluir seguir una buena alimentación y actividad física, refiere Carlos Abanto.

En ese sentido, la dieta recomendada es la mediterránea: rica en frutas, verduras, pescado y carnes blancas (pollo, pavo). Asimismo, el evitar la ingesta de sal y grasas.

Por otro lado, el especialista recomendó también habituarse a una rutina de ejercicios regular de 40 minutos como mínimo, de tres a cuatro veces por semana, no fumar y limitar el consumo de alcohol.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Minagri: Agro rural evaluó avances de ejecución presupuestal a nivel nacional

PRODUCE: Límite de la captura de la Segunda Temporada de Pesca de anchoveta es la más alta desde el inicio del sistema de cuotas

Minsa y Diresa instan a la población de Madre de Dios permitir que el personal de salud fumigue sus hogares