Infecciones urinarias, vaginales y periodontales están asociadas a partos prematuros, alerta EsSalud

Las mujeres embarazadas deben acudir rigurosamente a sus controles prenatales para descartar infecciones u otras anomalías que pueden provocar parto prematuro, alertó el Seguro Social de Salud (EsSalud) que enfatizó que el chequeo médico es vital para la salud, tanto de la madre como del futuro bebé.

 

Oswaldo Tipiani Rodríguez, ginecólogo del hospital Alberto Sabogal, explicó que las infecciones urinarias y vaginales tienen relación con los partos que se producen antes de las 37 semanas de gestación.

 

Dijo también que las enfermedades odontológicas como los abscesos dentales, pueden afectar el embarazo, pues producen una reacción inflamatoria que induce a que el útero se contraiga antes de tiempo.

 

Indicó que una vez enterada de la gestación, la embarazada debe concurrir a su control de forma mensual y, si espera gemelos, el chequeo debe realizarse cada dos semanas. En el caso de mujeres con antecedentes de parto prematuro, el chequeo médico debe ser mucho más riguroso.

 

“En los controles se verifica la salud del futuro bebé y de la madre. Se puede identificar posibles riesgos como la infección urinaria, la cual no puede ser detectada tan fácilmente, debido a que, la embarazada, muchas veces, no presenta los síntomas clásicos (ardor o dolor al orinar, frecuencia incrementada, etc.)”, manifestó.

 

Controles

El especialista señaló que toda gestante debe tener como mínimo 6 controles prenatales, y que la frecuencia de éstos será determinada por el ginecólogo, en especial si la gestación es de riesgo.

 

Consideró también que la gestante debe realizarse, al menos, tres ecografías obstétricas durante el embarazo, una en cada trimestre, las cuales permitirán detectar a las gestantes en riesgo de hacer preeclampsia o que desarrollarán fetos de bajo peso.

 

Asimismo, se podrá detectar a tiempo ciertas enfermedades fetales susceptibles de tratamiento intrauterino e identificar si hay riesgo de parto pretérmino.

 

Sostuvo que entre la semana 18 y 22 del embarazo, se debe realizar una ecografía transvaginal, con el objetivo de medir la longitud de cuello uterino y así identificar si la gestante tiene o no riesgo de un parto prematuro.

 

“Con esta información el ginecólogo tiene la posibilidad de iniciar un tratamiento con progesterona y reducir de manera importante la posibilidad de que el feto nazca antes de tiempo”, expresó Tipiani Rodríguez.

Fuente: EsSalud.

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Ministra Fabiola Muñoz recibe reconocimiento por trabajo en favor de la conservación ambiental

EsSalud podría construir hasta 20 hospitales si recupera deuda de entidades estatales y empresas privadas

Nuevo gerente de EsSalud Lambayeque asumió funciones