Mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades al corazón

El consumo de tabaco en la población en general incrementa en tres veces las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, pero en el caso de las mujeres jóvenes, en las que se ve un notorio incremento del consumo de cigarrillo, este riesgo se eleva a 20 veces si además de fumar toman anticonceptivos, dijo Victoria Armas Rodríguez, jefa del Servicio de Cardiología del Hospital Nacional Arzobispo Loayza del Ministerio de Salud (Minsa).

La especialista detalló que las enfermedades cardiovasculares como obstrucción de los vasos sanguíneos e infarto agudo al miocardio son más agudas por el consumo de cigarrillo, ya que sus componentes, entre los cuales está la nicotina y el monóxido de carbono dañan el corazón.

Además del daño a los vasos sanguíneos, también se producen efectos procoagulantes (favorece la coagulación anormal de la sangre) por lo que la persona que fuma es más propensa a presentar hipercoagulabilidad, es decir que se rompe el equilibrio que permite que la sangre fluya con normalidad y se genera la formación de coágulos, ello por efecto de la nicotina, afirmó la cardióloga.

Destacó que en su experiencia en el Servicio de Cardiología del Hospital Loayza ha visto pacientes fumadores que tenían las arterias obstruidas hasta en un 80%, debido al cigarrillo.

Armas Rodríguez informó también que el tabaco favorece la aparición de la hipertensión arterial, ya que el cigarrillo al bloquear el vaso sanguíneo obliga a que el corazón genere mayor presión para permitir que fluya la sangre.

Prevención

“A mis pacientes les digo que con el tabaco la tolerancia es cero. Cero tabaco, incluso en su entorno porque de nada sirve que no fume si en la oficina o en la casa hay fumadores y se expone a ese humo”, enfatiza Armas.

Agrega que es necesario tener en cuenta que los cambios (en el sistema cardiovascular) se generan inmediatamente después del ingreso de la nicotina al organismo

La especialista recomendó a las personas fumadoras acudir a consulta médica para la evaluación respectiva, aunque no presenten síntomas, ya que las enfermedades cardiovasculares pueden ser silenciosas y presentar síntomas cuando ya están en etapa avanzada.

Entre las pruebas que puede realizarse un fumador o una persona que está constantemente expuesta al humo de cigarrillo están el electrocardiograma y la prueba de esfuerzo. Además, mediante el Doppler carotideo es posible saber cómo están los vasos sanguíneos.

Finalmente, recalcó que “una persona que fuma, así haga ejercicios y tenga una buena alimentación, no puede ser una persona saludable, es un mito pensar que su organismo no sufra daños, éstos igualmente se producen”.



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

Ministra Fabiola Muñoz recibe reconocimiento por trabajo en favor de la conservación ambiental

EsSalud podría construir hasta 20 hospitales si recupera deuda de entidades estatales y empresas privadas

Nuevo gerente de EsSalud Lambayeque asumió funciones