Hospital Rebagliati de EsSalud recuerda Día Mundial de la Trombosis

La falta de ejercicio y el sedentarismo incrementan las posibilidades de padecer obesidad, lo que podría generar enfermedades cardiovasculares. Una de ellas es la tromboembolia que es la presencia de un coágulo que obstruye las arterias o venas y puede producir secuelas graves como infarto agudo de miocardio, accidente cerebro vascular o tromboembolismo venoso (TEV); llegando incluso a causar la muerte de una persona sino es tratada a tiempo, según especialista de EsSalud.

 

De esta manera, el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud, mediante la difusión sobre la importancia, riesgos, síntomas y signos de la tromboembolia venosa, busca sensibilizar a la comunidad, en el marco del Día Mundial de la Trombosis, que se recuerda cada 13 de octubre.

 

El doctor Fernando Cauvi Roedel, jefe de la Unidad de Trombosis del Hospital Rebagliati, explicó que esta enfermedad puede presentarse a cualquier edad y en cualquier momento, por lo que advirtió que factores como el sedentarismo, tabaquismo, várices y obesidad pueden incrementar el riesgo de padecer trombosis.

 

“El tener las piernas quietas provoca que la sangre no se movilice con la suficiente velocidad y se quede parcialmente estacionada, favoreciendo que se vayan acumulando los elementos de la sangre que tienden a formar los trombos. A esto hay que añadir factores como el sedentarismo que está muy asociado a la obesidad y a los malos hábitos nutricionales”, precisó.

 

Indicó que a veces un traumatismo o golpe puede dañar la parte interna del vaso sanguíneo, lo que favorece la formación de este tipo de complicaciones. “Estas obstrucciones en la sangre “se desprenden” y se posicionan en diferentes partes del cuerpo, impidiendo un correcto flujo sanguíneo en las piernas, pulmones o incluso en el cerebro”, resaltó.

 

Informó que 1 de cada 4 personas que sufre una complicación grave guarda alguna relación con algún tipo de trombo. “Ya sea venosa o arterial, la trombosis es una interrupción del flujo normal de sangre a partir de la acumulación de sustancias de la misma sangre que acaban formando un coágulo o trombo y, dependiendo de dónde, puede llegar a ser altamente peligroso para la salud”, aseguró.

 

El doctor Cauvi explicó que uno de los eventos trombóticos más frecuentes y potencialmente mortal, pero poco apreciado por la población es la tromboembolia venosa (TEV), la cual se puede manifestar por la presencia de coágulos que afectan principalmente a los miembros inferiores, lo que causa enrojecimiento de la piel, dolor de pierna, inflamación o calentura de la piel al tacto. “La otra es el embolismo pulmonar que es la consecuencia del desplazamiento de un coagulo desprendido (embolo) de las piernas hacia el pulmón, que produce dolor de pecho, falta de respiración o cambios en la presión arterial”, aseveró.

 

En el ámbito hospitalario, el 60% de estos casos de TEV ocurren durante la hospitalización o en los 90 días posteriores, por lo que el especialista recomendó un diagnóstico precoz de estas enfermedades. Señaló que el principal tratamiento para estos casos de trombosis son los anticoagulantes, un medicamento que actúa como diluyente de la sangre, que impide que se formen más coágulos o que los ya existentes se vuelvan más grandes.

Fuente: EsSalud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lista de beneficiarios de Pensión 65, fue aprobada por la PCM

Pausa activa laboral en Policlínico Chincha

Gobierno invertirá más de S/. 1,000 mllns. en Colegios de Alto Rendimiento en todo el país