Especialista de EsSalud recomienda evitar infecciones usando prendas íntimas de algodón

El uso prolongado de pantalones ajustados y de ropa interior sintética puede ocasionar en las mujeres la aparición de infecciones vaginales, debido a que estas prendas no permiten una adecuada ventilación y, por el contrario, su uso seguido incrementa la temperatura, la humedad de la zona genital y produce las variaciones en el PH vaginal. Si a ello se suman los malos hábitos de higiene en dicha zona del cuerpo, la situación se puede agravar.

 

La doctora Zulma Venegas Berrocal, ginecóloga del Centro de Atención Primaria CAP III Alfredo Piazza Roberts de la Red Desconcentrada Almenara de EsSalud afirma que todo ello constituye un clima o condición para cambiar el equilibrio de las bacterias y propiciar el desarrollo de agentes infecciosos que pueden provocar enfermedades en el órgano de la mujer, como una vaginitis, candidiasis o tricomoniasis. “las más vulnerables con estas condiciones son las mujeres en edad reproductiva de 15 y 44 años” precisó.

 

La vaginitis es una inflamación de la vagina que puede provocar flujo, picazón y dolor. Es común en las mujeres. Por lo general, se da a causa de un desequilibrio entre las bacterias que normalmente se encuentran en la vagina de una mujer, asevera la especialista.

 

Una de las principales recomendaciones para evitar la aparición de dichas afecciones está relacionada con la compra de ropa íntima. “Se debe evitar adquirir ropa hecha a base de fibra sintética. En su lugar se sugiere elegir y usar prendas de algodón, porque este material protege, mantiene seca y permite la adecuada ventilación de las zonas donde se usa. También, es recomendable usar pantalones de tela, mejor si se utiliza falda y en caso de preferencia por los jeans, se sugiere usarlos de vez en cuando y no todo el día”.

 

La doctora Venegas Berrocal agregó que “por temor o vergüenza, muchas damas prefieren no ir al especialista, peor aún prefieren automedicarse, lo que podría agravar la infección vaginal”.

 

Cabe mencionar que entre las infecciones más comunes se encuentran la vaginosis bacteriana que es el crecimiento excesivo de otros organismos que generan el mal olor; la candidiasis vaginal, causada por un hongo del mismo nombre y la tricomoniasis, generada por una bacteria y comúnmente transmitida a través de las relaciones sexuales; los niveles reducidos de estrógeno después de la menopausia y algunos trastornos de la piel también pueden causar vaginitis.

 

Los signos y síntomas de las infecciones pueden incluir cambios en el color, el olor o la cantidad de flujo vaginal, además de picazón o irritación vaginal, dolor durante las relaciones sexuales y al orinar, así como sangrado leve.

 

Por ello, es importante reiterar que siempre se debe acudir al especialista para el chequeo correspondiente y recibir el tratamiento adecuado.

Fuente: EsSalud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lista de beneficiarios de Pensión 65, fue aprobada por la PCM

Pausa activa laboral en Policlínico Chincha

Gobierno invertirá más de S/. 1,000 mllns. en Colegios de Alto Rendimiento en todo el país