Más de 22 mil familias de "Mi chacra Emprendedora" contarán con seguridad alimentaria

Cerca de 22,000 hogares de 15 regiones del Perú, usuarios del proyecto Mi Chacra Emprendedora o Haku Wiñay, desarrollan sistemas de producción familiar que les garantiza la seguridad alimentaria y la generación de ingresos económicos autónomos, se informó.

El director ejecutivo de Foncodes, César Sotomayor Calderón, indicó que este proyecto contempla la promoción del cultivo de hortalizas en huertos familiares con riego tecnificado, parcelas de pastos mejorados, producción de granos y tubérculos, crianza de animales menores como cuyes y gallinas ponedoras, y producción de abonos orgánicos.



En paralelo se trabaja en el tema de la vivienda saludable en la instalación de cocinas mejoradas, módulos de agua segura y manejo de residuos sólidos.

La promoción de negocios rurales inclusivos es otro de los componente del proyecto Mi Chacra Emprendedora o Haku Wiñay que desarrolla el engorde de ganado vacuno o porcino, crianza y comercialización de cuyes, truchas, artesanía textil, panadería, gastronomía, turismo rural y producción de lácteos.

Adicionalmente, en sinergia con el programa Juntos, se les enseña el uso del cajero automático, la tarjeta bancaria, los trámites bancarios y, lo más importante, a ahorrar parte del dinero que reciben cada dos meses como ayuda del Estado.

Con el proyecto Haku Wiñay se busca generar instrumentos productivos en las poblaciones pobres para que sean independientes económicamente.

El año pasado Foncodes entró en una etapa de rediseño para fomentar oportunidades y desarrollo productivo diversificar las fuentes de generación de ingresos en las familias rurales pobres.

Mi Chacra Emprendedora está dirigida a las familias rurales, quienes trabajan con los núcleos ejecutores, mecanismo de gestión de proyectos empleado por Foncodes desde hace 22 años.

Con los Núcleos Ejecutores las familias se organizan en grupos de 100 o 150 integrantes con un presidente, un tesorero y un fiscal de parte de los municipios locales.

Foncodes transfiere directamente los fondos a este Núcleo Ejecutor, para que luego de firmar un contrato de donación con cargo, gestione y gerencie este dinero invertido en la adquisición de insumos y capacitación técnica.

Los talentos locales o líderes comunales, denominados Yachachiqs los asisten en forma permanente en el desarrollo de los proyectos.

El Yachachiq además de brindar asistencia técnica tiene que mostrar resultados tangibles, por ejemplo, en el incremento de la producción y en la generación de los ingresos económicos para las familias rurales.

El proyecto Haku Wiñay se inició en el año 2012 con una experiencia piloto en los poblados ayacuchanos de Vinchos y Chuschi, experiencia que ha permitido ampliar a departamentos como Ayacucho, Apurímac, Huánuco y Huancavelica.

El año 2013 se ha ampliado a 13 regiones más, atendiendo a 24,000 familias, y el 2014 se espera llegar a 19 regiones.

Fuente: Andina

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lista de beneficiarios de Pensión 65, fue aprobada por la PCM

Pausa activa laboral en Policlínico Chincha

Gobierno invertirá más de S/. 1,000 mllns. en Colegios de Alto Rendimiento en todo el país