miércoles, 13 de noviembre de 2013

Gobierno tiene previsto reducir a 10% desnutrición infantil al 2016

Uno de los objetivos del Gobierno actual es reducir a 10 por ciento la prevalencia de la desnutrición crónica infantil al 2016 y para lograrlo, entre otras medidas, se amplía la cobertura de las zonas excluidas donde las propias madres de familia reciben consejería nutricional, informaron especialistas en el tema.

Aníbal Velásquez, director general de seguimiento y evaluación del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), precisó que se ha comprobado que la intervención más efectiva que hay en el mundo para luchar contra esta problemática es capacitar a las madres en cómo deben alimentar adecuadamente a sus hijos.



Hizo hincapié en que la consejería nutricional puede disminuir hasta en 30 por ciento la desnutrición crónica infantil, y ello es lo que impulsa este Gobierno.

"En esa línea, la desnutrición infantil dependerá de las características de las madres; por ello la importancia de las consejerías, con las cuales tendremos un mayor impacto en la nutrición de los niños", dijo al recordar que en este momento la desnutrición crónica infantil en Perú bordea el 18.1 por ciento.

A modo de ejemplo, señaló que en zonas pobres los menores tienen de 7 a 15 episodios de diarreas al año, por lo que hay que enseñarles a las madres que en casos de este tipo no deben suspender la lactancia materna ni los alimentos porque hacerlo favorece la desnutrición.

"No basta con tener un programa alimentario. Se debe probar que el alimento llegue a su destino, que la población lo acepte y, efectivamente, lo consuma. Además, que el niño esté en buen estado de salud. Si no se cumplen esas condiciones, un programa de alimentación por sí solo no reducirá nunca la desnutrición", manifestó.

¿En qué consisten las intervenciones?

Resaltó que el Estado Peruano se ha comprometido a incrementar la cobertura de las intervenciones efectivas, para lo cual ha aumentado el presupuesto en más de 4,340 millones de nuevos soles el 2013, más de 29 por ciento del presupuesto del 2012.

Estas intervenciones, que ya se implementan en Perú, se refieren a consejería nutricional, suministro de micronutrientes, prevención de enfermedades, instalación de sistemas de agua y saneamiento en domicilios, promoción del lavado de manos con jabón, vacunación, planificación familiar, control de la gestante, atención al recién nacido, asistencia posparto, entre otras.

"La desnutrición infantil no es un tema de falta de alimentos, pues se necesita enfrentarla de manera multisectorial. En Perú las intervenciones son entregadas mediante servicios universales de salud y educación, así como a través de programas sociales", anotó para luego indicar que desde el 2007 se ha comenzado a ver una disminución significativa de la desnutrición en el país.

Agregó que, en efecto, Perú es una de las naciones que más ha reducido la desnutrición crónica en los últimos diez años, por lo que se le considera un país a ser estudiado por dicho logro.

Incluso, agregó, se está haciendo una investigación para probar que el haber invertido en estas intervenciones efectivas sí funciona; es decir, el uso de la evidencia en política pública.

Señaló que el desaparecido Programa Integral de Nutrición del Pronaa compraba alimentos (papilla y canasta de víveres), mas no aseguraba la entrega a las gestantes y los menores de 3 años en situación de pobreza, por lo cual no llegaba a las 600,000 raciones programadas.

Según la Encuesta Nacional de Hogares 2011, el 11 por ciento de los niños pobres menores de 3 años recibía papilla y, de esa proporción,  el 52 por ciento la consumía (Endes 2010). A ello se suma que el aporte nutricional de estos alimentos cubría solamente entre el 13 y 18 por ciento de los requerimientos calóricos por día.

Presupuesto

El funcionario dijo que se ha calculado que para financiar el 90 por ciento de coberturas de las intervenciones efectivas se deben adicionar al presupuesto alrededor de 400 millones de soles anuales.

Asimismo, para las intervenciones efectivas en agua y saneamiento se requiere de 5,000 millones de soles más.

El funcionario brindó estas declaraciones durante la conferencia informativa "Estrategias para la reducción de la desnutrición crónica infantil en Perú" para periodistas, que ofreció el Midis conjuntamente con el Ministerio de Salud (Minsa).

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario