lunes, 23 de septiembre de 2013

Responsabilidad económica y social son el camino de Perú para logro de los Objetivos de Milenio

El Perú escogió el camino que combina responsabilidad económica con sensibilidad social para cerrar las brechas de desigualdad, dijo el mandatario Ollanta Humala, en el foro "Éxito de los objetivos de desarrollo del milenio" de la Asamblea Generales de las Naciones Unidas.

Sostuvo que se han logrado avances muy significativos hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), acordados por los países en el año 2000, alcanzando algunos incluso antes del plazo previsto para el 2015.



Citó entre esos logros, la reducción de la pobreza extrema y de la desnutrición crónica infantil, la alfabetización, la igualdad entre niñas y niños en el acceso a la educación primaria, y la reducción de la mortalidad infantil.

Sin embargo, el Dignatario recordó que aún existen muchas brechas significativas que se deben cubrir, y persiste mucha injusticia y desigualdad.

"El Perú es consciente de ello y ha escogido el camino que combina responsabilidad económica con sensibilidad social, en un ambiente político de democracia y respeto de los derechos humanos”, añadió.

“Se ha podido así lograr un promedio de crecimiento sostenido durante la última década, aumentos importantes del PBI per cápita y una significativa reducción de la pobreza", refirió el presidente de la República al compartir la experiencia del éxito peruano con los asistentesal foro organizado por la ONU.

Incluir para crecer

Mencionó, además, que la fórmula “crecer para incluir” ya no es suficiente, y resulta necesario “incluir para crecer”, lo cual significa formular políticas públicas proactivas que promuevan la inclusión de sectores sociales en condición de pobreza, desigualdad y exclusión social, con especial atención en quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad.

El jefe del Estado refirió que el contexto “inclusión social” es la situación en la que todas las personas puedan ejercer sus derechos, aprovechar sus habilidades y tomar ventaja de las oportunidades que se encuentran en su medio.

“Incluir para crecer es una nueva estrategia de Estado, lo que implica colocar en el centro de las políticas públicas a la persona humana, como sujeto y objeto de las mismas, con la convicción de que no se puede promover un desarrollo sostenible e integral, basándose exclusivamente en el crecimiento económico", remarcó.

Además, consideró prioritario tomar en consideración que las políticas públicas deben enfocarse socialmente en todos los ciclos de la vida humana, priorizando los primeros años, a fin de reducir los índices de mortalidad infantil y de desnutrición crónica.

Programas sociales

Humala destacó, en ese sentido, la presencia del programa Juntos, que asigna recursos a madres en extrema pobreza condicionados al cumplimiento de acciones en educación y salud de sus hijos; y de Cuna Más, para la atención integral de niños menores de tres años.

Igualmente, Pensión 65, que entrega subvenciones económicas a adultos mayores; Beca 18, que financia estudios de pregrado universitario o técnico en el Perú o el extranjero; y Qali Warma, que brinda alimentación a niños en las escuelas primarias; entre otros que están ampliando su cobertura y mejorando la calidad del gasto.

Afirmó también que la implementación de esta estrategia es prioridad, y para tal efecto se creó el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) en el año 2011.

"El Estado cuenta finalmente con un ente rector para los programas sociales, al que se le destinan, responsablemente, cada vez mayores recursos. El presupuesto del sector público para el año 2013 creció en 13.5%, la mayor parte para la labor social", manifestó.

Nueva alianza mundial

En su discurso, el mandatario enfatizó que aún queda trabajo por hacer y todos los avances pueden ser temporales si los países no se comprometen con la profundización y aceleración de las medidas destinadas a alcanzar e ir más allá de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

"Es preciso una nueva alianza mundial: erradicar la pobreza y transformar las economías a través del desarrollo sostenible”, comentó al recordar lo planteado en el Informe del Grupo de Alto Nivel de Personas Eminentes sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015.

"Hay nuevas metas y objetivos que pueden ser cuantificados y servir para dar impulso a ese proceso. Sus recomendaciones, que comparto plenamente, plantean algunos de los retos que tenemos por delante en la construcción de una comunidad internacional sin hambre y sin pobreza”, remarcó.

A su criterio, hay que aspirar a un mundo más solidario y apoyado en un modelo de desarrollo sostenible, integral e inclusivo, tarea para la cual –dijo- el Perú se compromete.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario