¿Se está reduciendo el periodo de lluvias en los Andes?

Por: Yamina Silva, investigadora científica del IGP

El inicio de la temporada de lluvias es el factor más decisivo de la agricultura de secano (aquella que utiliza el agua de lluvias) en los Andes. Los agricultores usan el comienzo del período lluvioso como un indicador para empezar la siembra. Los cambios en las fechas de inicio, finalización y duración de la temporada de lluvias en los Andes podrían afectar gravemente la gestión de los recursos hídricos y el desarrollo y planificación de las principales actividades económicas de la sierra (la agricultura de secano, ganadería, entre otras).

Un estudio reciente del Instituto Geofísico del Perú (IGP) indica que en los Andes centrales la fecha de inicio de las lluvias sufre una alta variabilidad año tras año, con una tendencia de inicio cada vez mas tardío. Estos retrasos están generando una reducción del periodo de lluvias de tres días cada diez años; es decir, de continuar esta tendencia en un siglo se tendría un mes menos de lluvias.

Los eventos El Niño tienen un impacto importante en la reducción del periodo de lluvias. Durante los años de ocurrencia de El Niño, las lluvias inician más tarde de lo normal y culminan más temprano; en consecuencia, hay menos días con lluvias y también menos cantidad de agua. Situación contraria es la que se produce durante los años de ocurrencia de eventos La Niña, los que favorecen el inicio temprano y el final tardío de la temporada de lluvias, lo que propicia mayor disponibilidad de recursos hídricos.

Los retrasos en el inicio de la temporada de lluvias, sumada a la intensa radiación que existe en la sierra, hacen que los suelos se evaporen rápidamente y que las plantas pierdan más agua por evapotranspiración, lo que representa limitaciones climáticas significativas para la agricultura de la región andina. Esta reducción de la disponibilidad hídrica resulta perjudicial para la germinación de las semillas.

Como resultado de esto, existirá una reducción en el área de superficies sembradas y cosechadas; por ende, de la producción agrícola. El desarrollo de este escenario puede provocar que muchos agricultores locales cambien de actividad económica, ya que no les resultará rentable sembrar debido a la incertidumbre de saber si habrá o no lluvias durante la época de siembra.

Los resultados de la investigación efectuada por el IGP sugieren tomar medidas inmediatas para generar estrategias de adaptación de los cultivos a estos cambios que vienen presentando las lluvias en los Andes peruanos. En estas regiones, el agua es el recurso más importante sobre el cual gira y se desarrolla el modo de vida de la población. Desde el IGP estamos comprometidos a seguir desarrollando «Ciencia para protegernos, Ciencia para avanzar».

Puede leer y consultar el artículo científico a través del Repositorio Geofísico Nacional: http://repositorio.igp.gob.pe/handle/IGP/4750

(Columna publicada en el Diario Correo)



Vía gob.pe

Siga estas noticias en Linkedin

Siga estas noticias en Linkedin
Únase a nuestra página en Linkedin para DePeru.com

Le puede interesar:

COMUNICADO 01 - BONO INDEPENDIENTE

Bono económico de S/ 380 como ayuda por coronavirus

MTC garantiza continuidad de los servicios de transporte de carga y toda actividad conexa