Pacientes con enfermedades terminales pueden sufrir Síndrome de Anorexia

  • Especialista del Hospital Rebagliati de EsSalud recomendó ingerir comidas pequeñas, abundante agua para facilitar la deglución, tomar alimentos que requieran poca masticación y evitar alimentos ácidos o picantes

 

Es común que los pacientes con enfermedades terminales sufran el síndrome de anorexia o pérdida de apetito, debido a que rechazan determinados alimentos porque les cuesta masticar o tragar o simplemente por falta de apetito o cansancio.

 

Así afirmó la doctora Vilma Siu Delgado, jefa del Área de Control Post Hospitalario Especializado y Medicina Paliativa (COPHOES) del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud quien, además precisó que en los momentos iniciales de la enfermedad puede afectar al 25% de los pacientes y un 80% puede tener trastornos del apetito en la fase terminal.

 

“El síndrome de la anorexia, además de producir una marcada pérdida de peso, puede ocasionar cambios en la composición corporal, tales como la pérdida de masa muscular y del tejido celular subcutáneo, lo que provoca debilidad y un cierto grado de letargo”, indicó

 

Por ello, la doctora Siu resaltó el trabajo del profesional de nutrición del Programa COHPOES de EsSalud, quien se encargará de orientar, aconsejar y concientizar al paciente y su familiar que la nutrición en estos pacientes tiene un enfoque que involucra la calidad de vida y puede conllevar a una mejora del estado anímico de este.

 

La doctora también recomendó realizar comidas pequeñas y frecuentes, si el paciente puede, beber abundante agua para facilitar la deglución, tomar alimentos que requieran poca masticación; previamente ablandar alimentos sólidos añadiendo líquidos (leche o salsas) para conseguir texturas suaves, así como alimentos cocidos o en puré, tratando de conseguir texturas uniformes.

 

“Evitar los alimentos que se desmenuzan en la boca porque dificultan la formación de un bolo homogéneo, no incluir diferentes consistencias en el mismo plato que favorezcan el atragantamiento, no consumir alimentos ácidos, picantes, secos, calientes, muy fríos, duros, ásperos y fritos, así como no ingerir bebidas alcohólicas y con gas”, enfatizó

 

Con respecto a la ingesta de líquidos, la especialista dijo que el paciente con enfermedad terminal debe tomar líquidos de consistencia semisólida como: yogurt, frutas en puré o cremas, además de espesar los líquidos con maicena o puré de papa.

 

La doctora Siu finalizó recordando que la mejor posición para comer es con los pies apoyados en el suelo y con el cuerpo casi recto. “Si el paciente está tendido en la cama durante la comida, hay que utilizar almohadas para apoyar y sostenerle, de tal manera que permanezca lo más sentado posible”.

Fuente: EsSalud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lista de beneficiarios de Pensión 65, fue aprobada por la PCM

Pausa activa laboral en Policlínico Chincha

Gobierno invertirá más de S/. 1,000 mllns. en Colegios de Alto Rendimiento en todo el país