Médicos de EsSalud Junín curan a hombre que no podía dejar de lagrimear

Un asegurado jubilado de 64 años de edad, natural de Huancayo, que lagrimeaba constantemente por el ojo derecho y le drenaba pus en forma permanente, fue exitosamente intervenido por médicos especialistas de EsSalud Junín, quienes le efectuaron una novedosa técnica para eliminar esta afección que padecía desde hace 4 años.

 

El paciente Alejandro Tapia es el primer paciente intervenido con una novedosa técnica denominada dacriocistorrinostomía endoscópica que permite restablecer la comunicación entre las vías lagrimales y la fosa nasal. La compleja cirugía fue realizada por dos médicos especialistas, un oftalmólogo y un otorrinolaringólogo del Hospital Nacional Ramiro Priale Priale de Huancayo.

 

El oftalmólogo Fidel Castro Torres, explicó que el paciente sufría crónicamente de lagrimeo del ojo derecho y que hace mucho tiempo no podía controlar este problema, lo que le impedía realizar sus actividades con normalidad. Además, el lagrimeo permanente generaba irritación e infección, lo que producía pus.

 

Luego de una evaluación minuciosa, se confirmó la obstrucción de la vía lagrimal en la parte baja y se procedió a la operación, empleando la novedosa técnica que tiene múltiples ventajas en comparación a la cirugía convencional.

 

“El tiempo operatorio es corto, no deja cicatriz, la recuperación es rápida, el paciente no requiere de hospitalización y no deja secuelas”, aseveró el especialista.

 

En contraparte, la cirugía convencional requiere realizar un corte lateral a la nariz y hacer un drenaje hasta el hueso, como un túnel, para la comunicación desde las vías lagrimales hasta la fosa nasal. Además de ello, el tiempo de recuperación es mucho más largo por lo que no representa la mejor alternativa para el paciente, acotó el doctor Castro Torres.

 

En tanto, el otorrinolaringólogo, doctor Rafael Carrera Rojas, destacó que este tipo de cirugía permite restablecer la comunicación entre la vía lagrimal y la fosa nasal por vía endonasal. “Lo natural es que las lágrimas drenen hacia la nariz. Con la intervención quirúrgica se logra una comunicación más permeable”, detalló.

 

Por su lado, el paciente Alejandro Tapia, se mostró muy contento por el resultado de la operación y señaló que su ojo no dejaba de lagrimar y producía bastante pus por la infección identificada en esta vía.  “todo el día mis lágrimas caían como si estuviera llorando por un ojo y encima el pus que salía era sumamente peligroso”, explicó.

Fuente: EsSalud.

Comentarios

Videos virales