martes, 12 de noviembre de 2013

Villarán: Reformas emprendidas por la Municipalidad están cambiando Lima

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, afirmó hoy que Lima ya está cambiando con la reforma integral del transporte, la renovación del sistema de comercialización mayorista, la creación de programa de vivienda popular y la ampliación de la infraestructura vial.

Destacó, asimismo, el programa integral BarrioMio, la consolidación y ampliación de la infraestructura de áreas verdes y de recreación como la Costa Verde, al igual que con los parques zonales y metropolitanos.



Fue durante la presentación oficial del equipo multidisciplinario de especialistas que elaboran el Plan de Desarrollo Urbano de Lima y Callao (Plam) al 2035, en coordinación con representantes de instituciones del gobierno central, municipalidades distritales e instituciones de la sociedad civil.

Consideró necesario trabajar con los tres niveles de gobierno, con los sectores privados, los inversionistas y la sociedad civil en su conjunto, para cerrar las brechas de atraso de infraestructura que tiene la capital peruana. "Lima necesita 70 mil millones de dólares de inversión al 2035 para solucionar sus problemas", estimó.

"Nuestra apuesta es permitir a todos los ciudadanos que disfruten de un hogar ordenado, seguro y democrático. Con una ciudadanía inclusiva, productiva y emprendedora, tal como se expresa en la visión del Plan Regional de Desarrollo Concertado, otorgándonos una mejor calidad de vida y la oportunidad de desarrollarnos como personas", expresó.

Participaron en el lanzamiento del PLAM, los alcaldes Juan Sotomayor, del Callao; y Nicolás Kusunoki, de Comas; el regidor metropolitano Juan Carlos Arias, el decano del Colegio de Arquitectos, José Arispe; el presidente del Instituto Peruano del Deporte – IPD, Francisco Deza; el titular del Comité Olímpico Peruano – COP, José Quiñonez; el secretario general de Proinversion y representantes del Ceplan.

La ponencia del PLAM estuvo a cargo del arquitecto José García, coordinador técnico del Plan, con la presencia de especialistas de los Colegios de Ingenieros del Perú y de Arquitectos, la Cámara Peruana de la Construcción, los Ministerios del Ambiente; de Vivienda, Construcción y Saneamiento, y de Transportes y Comunicaciones, entre otros expertos.

El Plam ha instalado diez mesas técnicas de trabajo (Transporte, Movilidad, Gestión de Riesgos, Logística y Producción, Vivienda, Espacios Públicos, Movilidad y Medio Ambiente, entre otras) que priorizarán los grandes proyectos de desarrollo urbano que necesita la ciudad de Lima, para poner en marcha grandes reformas que transformen la ciudad a partir de cinco enfoques estratégicos.

El enfoque de movilidad sostenible ‘Lima Conecta’ busca reducir y mejorar la calidad de los tiempos de viaje promoviendo el transporte público masivo y el uso de otros medios de transporte no contaminantes. Actualmente, un limeño pierde ocho años de su vida viajando con el actual sistema de transporte público.

El enfoque ambiental ‘Lima Respira’ dará mayores áreas verdes a la ciudad. Hoy, Lima cuenta con menos de tres metros cuadrados de área verde por habitante en comparación al estándar requerido de ocho metros cuadrados. La meta es duplicar el verde urbano en los próximos 20 años.

El enfoque de habitabilidad ‘Lima Vive’ busca mejorar la habitabilidad de un millón de limeños que hoy viven en condiciones deficientes y carentes de servicios en la capital. Se propone mejoras urbanísticas integrales en zonas vulnerables y desarrollo de accesibilidad, instalación de servicios, equipamientos, centros de trabajo y mejor calidad de espacio público que dinamicen y mejoren el equipamiento y el entorno urbano.

El enfoque de competitividad ‘Lima Emprende’ mejorará los indicadores de competitividad urbana. La apuesta es generar nuevo suelo para actividades productivas en zonas de expansión y desarrollar infraestructura adecuada para su óptimo funcionamiento y un adecuado cuidado del medio ambiente.

Finalmente, el enfoque de revitalización urbana ‘Lima Renueva’ atenderá problemas de recuperación de un millón de metros cuadrados edificados y desocupados en el centro histórico, así como más de 5,000 hectáreas de suelo urbanizado con usos que pueden ser recalificados y aprovechados para nuevas actividades urbanas.

La meta es recuperar áreas de valor patrimonial para programas de renovación urbana en distintas zonas de la ciudad.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada