martes, 21 de mayo de 2013

EsSalud logra separar a siamesas tras delicada operación

La Presidenta Ejecutiva de EsSalud, Dra. Virginia Baffigo, informó que las hermanitas Shadya y Shandell nacidas en el Hospital Guillermo Almenara Irigoyen el pasado 26 de febrero, fueron separadas con éxito hace unas semanas, se encuentran estables y en perfecto estado de salud.

La titular de EsSalud refirió que las neonatas se encontraban unidas por el abdomen,  compartiendo el hígado; sin embargo, la cirugía de separación pudo ser posible gracias a que no compartían las vías biliares, ni el sistema vascular. Afirmó que el hospital Almenara cuenta con profesionales altamente especializados en cirugía pediátrica, cirugía de hígado y vías biliares que resolvieron este problema congénito.

“Lograr la separación de las gemelas fue un gran reto y lo logramos. Es un desafío inmenso para la ciencia médica peruana, en especial para nuestros neonatólogos y cirujanos pediatras”, expresó la doctora.

Explicó que Shandell actualmente pesa 4.450 Kg. y Shadya 4.690 Kg. ambas se  recuperan satisfactoriamente en el área de Cirugía Pediátrica, y en los próximos días los padres de las menores, Orfelinda Vásquez Sánchez y Segundo Vargas Fuentes podrán llevarlas a casa.

Detalles de la operación

La operación se inició a las 6 de la mañana del miércoles 24 de abril con el proceso anestésico a cargo de médicos de la especialidad que realizaron su labor sin contratiempos; tres horas y media después, los galenos del servicio de Cirugía Pediátrica ejecutaron la apertura de piel y cavidad abdominal para facilitar la separación de los cuerpos y órganos de las niñas.

Acto seguido, los cirujanos del servicio de Cirugía de Hígado y Vías Biliares del Departamento de Cirugía General procedieron a separar a las siamesas y dividir los hígados, utilizando para ello un ecógrafo de alta resolución que permitió delimitar el área hepática a seccionar.

Una vez separados los hígados, el equipo de cirugía pediátrica interviene nuevamente para terminar con el proceso, siendo la parte compleja la separación de los diafragmas -ambos corazones se veían muy juntos- y que significó una incisión muy cuidadosa y meticulosa, por parte del equipo multidisciplinario.

Luego, los especialistas procedieron a cerrar la cavidad abdominal y la piel de ambas, sin la necesidad de utilizar mallas quirúrgicas o injertos, solo aplicaron técnicas especiales que permitieron alargar y extender la pared del abdomen, sin comprometer la presión interna del mismo.

Shadya y Shandell podrán desarrollar una vida normal. Ahora, cada una cuenta con un hígado, que se irá regenerando, sin afectar su buen funcionamiento, pero que requerirá controles periódicos, según precisaron los especialistas.

Cerca de unas 30 personas, entre médicos cirujanos de hígado y vías biliares, cirujanos de tórax, cirujanos pediatras, anestesiólogos, pediatras, radiólogos, enfermeras y técnicos asistenciales, participaron del proceso quirúrgico que culminó en dos quirófanos, totalmente equipados para llevar a cabo esta exitosa intervención quirúrgica.

La atención post quirúrgica estuvo a cargo de otro grupo de médicos especialistas en cuidados intensivos lo que permitió que las niñas tengan una óptima recuperación.

Por su parte, la doctora Carmen Miyasato, gerente de la Red Asistencial Almenara, resaltó que la cirugía se logró satisfactoriamente gracias al compromiso e identificación de todo el equipo humano con que cuenta EsSalud. “Mi reconocimiento para todos los médicos, enfermeras y técnicos asistenciales, porque hemos podido culminar esta operación con éxito”, enfatizó.

Hospital Guillermo Almenara

El Hospital Guillermo Almenara destaca por su alta especialidad médica habiendo logrado importantes proezas quirúrgicas, como trasplantes de hígado, riñón, córneas y pulmón. Ello le ha significado convertirse en uno de los centros quirúrgicos de liderazgo reconocido a nivel mundial.

En el tema de siameses, se presentan uno de cada 50 mil nacimientos, y uno de cada 600 casos de gemelos. Sólo el 50% de los siameses nacen vivos, y tan sólo el 20% de aquellos que nacen vivos sobreviven el tiempo suficiente como para considerar una operación de separación.

Fuente: [Prensa - Palacio de Gobierno]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada