jueves, 13 de diciembre de 2012

Presidente Ollanta Humala encabezó ceremonia de clausura del año académico de la Escuela Naval del Perú


“Nuestra Marina de Guerra se fortalece y tiene larga vida, porque descansa en la sangre joven de los nuevos oficiales, quienes van a contribuir en el esfuerzo que hace su institución por el desarrollo económico, social y la seguridad del país”, así lo sostuvo el Presidente de la República, Ollanta Humala, al declarar clausurado el año académico de la Escuela Naval del Perú en una ceremonia en la que se recibieron 83 Alféreces de Fragata.

Los nuevos oficiales y sus familiares escucharon con atención el mensaje del jefe de Estado, quien ante la imagen del Gran Almirante Miguel Grau Seminario añadió que el país se congratula con esta promoción de cadetes que recorrerán el territorio nacional llevando un mensaje de respeto hacia las poblaciones más humildes por parte del Estado.


Luego de entregar la “Espada de Honor” al cadete Alberto Beleván Injoque, y también las espadas y despachos a todos los integrantes de la Promoción 2012, el mandatario destacó que la Marina de Guerra está presente no solo en ríos y lagos sino también en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) luchando por la pacificación del país.

Asimismo, puso en relieve que la Marina asume cada día mayores responsabilidades a través del fortalecimiento de los Servicios Industriales de la Marina (SIMA), que tiene la tarea de construir del Buque Escuela a vela “La Unión”.

“Al SIMA le hemos encargado también la construcción de embarcaciones multipropósito y lanchas patrulleras que redundaran en un mejor desempeño de la función de brindar seguridad. El Mar de Grau es la región más grande del país y con una riqueza natural muy importante y su protección se le confía a la Marina de Guerra del Perú, por eso es importante que hoy día nuestros nuevos oficiales puedan dominar la técnica de la navegación”, enfatizó el jefe de Estado.

La ceremonia, que contó con la presencia de autoridades militares, civiles y eclesiásticas; sirvió también para que el presidente Ollanta Humala aconseje a los oficiales graduados a dar el ejemplo y valorar el esfuerzo de sus padres, quienes durante cinco años trabajaron para darles esta profesión, que consiste en servir a la Patria.

Fuente [presidencia]

No hay comentarios:

Publicar un comentario