lunes, 12 de noviembre de 2012

Ministerio de Cultura distribuyó historieta educativa "El tesoro de los Huamachucos" en 16 colegios de primaria


El Ministerio de Cultura, a través de la Unidad de Participación Ciudadana e Integración Cultural, de la Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco, hizo entrega de la historieta educativa El Tesoro de los Huamachucos, a estudiantes de educación primaria de 16 colegios de diversos caseríos pertenecientes a las provincias de Sánchez Carrión y Santiago de Chuco.

La distribución, que se inició el 26 de octubre y culminó el 6 de noviembre, comprendió las instituciones educativas: La Arena, Raumate, La Calzada, Yamobamba, La Ramada, Peña Colorada, La Unión, Agua Blanca, La Florida, Candogurán, Sto. Domingo, Tres Ríos, Coipín, Caraccmaca, Culicanda y Sanagorán.



Docentes y directores de las instituciones educativas beneficiadas agradecieron la importante donación. Destacaron la labor de la UE 007 Marcahuamachuco en beneficio de la educación, al ofrecer nuevos soportes para la difusión y enseñanza del patrimonio cultural.

Blademiro Yupanqui Baca, creador de la historieta y especialista en educación patrimonial de la UE 007, indicó que el objetivo de la historieta es sensibilizar a la población escolar rural y urbana en torno al valor del patrimonio cultural y que los estudiantes la incorporen de manera entretenida en sus saberes.

La distribución se realizó gracias al apoyo de la empresa privada. La historieta se convierte en un instrumento importante en las actividades curriculares, y articula diversas áreas referidas a la protección del patrimonio arqueológico.

LA HISTORIETA

El Tesoro de Los Huamachucos es el primer número de la colección “Vive tu Patrimonio”, una propuesta creativa que utiliza el Cómic como soporte visual educativo y cuyo propósito central es allanar el camino para acercarnos al mundo de nuestra herencia cultural.

En cuarenta páginas los personajes nos divierten mostrándonos la grandiosidad de nuestro pasado, se muestran orgullosos de ese legado, y saben que debemos valorarlo y defenderlo con convicción, pero también con alegría.

Surge de la necesidad de fomentar la participación de los estudiantes y la sociedad en general, en la defensa y protección del patrimonio cultural, y de dar a conocer a ese público objetivo, especialmente, el proceso que comprende el origen, auge y declive de una cultura que hasta ahora, 1500 años después, plantea muchas más preguntas que respuestas.

Fuente [mcultura]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada