jueves, 25 de octubre de 2012

MIMP y el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer firman convenio


Con el objetivo de intercambiar experiencias y visiones respecto a la protección y defensa de los derechos de las mujeres y la eliminación de toda clase de violencia de género hacia nosotras, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) suscribió en la víspera un Convenio de Cooperación Interinstitucional con el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer de la República de El Salvador (ISDEMU) que preside la Primera Dama salvadoreña, Vanda Pignato.

"Es un acto bastante significativo para ambos países hermanos, la suscripción del presente Convenio de Cooperación Interinstitucional permitirá la mutua cooperación y colaboración entre el Ministerio de la Mujer del Perú que dirijo y el ISDEMU, facilitando una fuente invalorable de conocimientos y saberes acumulados que son necesarios compartir a fin de servir de base e inspiración en la elaboración de políticas y estrategias orientadas a que las mujeres vivan sin ningún tipo de violencia", señaló la Ministra Ana Jara, tras la suscripción realizado en la víspera.

Enfatizó que para el Gobierno del Presidente del Perú, Ollanta Humala Tasso, la atención de la problemática de la violencia contra la mujer, es uno de los puntos principales de la agenda pública y un reto, sobre todo porque el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres se ve fuertemente restringido por el desconocimiento de sus derechos, por las dificultades en el acceso a los beneficios de los servicios del Estado, y por la poca o nula consideración que tradicionalmente se ha dado al respeto a su diversidad cultural.

Informó que en el Perú 4 de cada 10 mujeres han sufrido violencia física o sexual por parte de su esposo o compañero. Casi un 66% de mujeres algunas vez unidas han experimentado situaciones de control por parte del esposo o compañero, cuyas consecuencias pueden ser tanto o más devastadoras que la violencia física, ya que causa un grave impacto en la autoestima y el proyecto de vida de las mujeres, menoscaba sus aspiraciones y su afirmación como ser humano.

Mientras que en el periodo comprendido entre los años 2009 y 2011 se registraron 379 feminicidios y 121 tentativas, haciendo un promedio de 1 asesinato por razones de género cada 3 días de acuerdo a estadísticas del Ministerio Público siendo 54 casos en lo que va del año. Jara Velásquez recordó que en respuesta a este grave problema, el año pasado, y a iniciativa del MIMP, el Congreso de la República aprobó la inclusión de la figura del feminicidio en el Código Penal, como una forma agravada de homicidio y con penas más severas.

"El MIMP tiene a su cargo el abordaje de la prevención, protección y atención de la violencia contra la mujer, es en ese contexto que en el año 2001 se creó el Programa Nacional Contra la Violencia Familiar y Sexual encargándose a este Programa la responsabilidad de diseñar y ejecutar a nivel nacional acciones y políticas de prevención, atención y apoyo a las personas involucradas en hechos de violencia familiar y sexual", anotó.

En esa línea, el Perú cuenta con los Centros Emergencia Mujer (CEM), que son servicios gratuitos y especializados de atención multidisciplinaria para personas afectadas por violencia familiar y sexual, brindan orientación legal y defensa judicial; consejería psicológica; y apoyo social. Asimismo realizan labor preventiva promocional dentro de su ámbito de intervención.

Señaló que actualmente se cuenta con un total de 168 Centros Emergencia Mujer con presencia en todas las regiones del país; teniéndose una cobertura al 100% anivel departamental y hacia fines del 2012 con el 75% de las provincias, existe el firme compromiso que al 2016 la cobertura sea al 100% de provincias del Perú; asimismo, entre enero y setiembre 2012, se han atendido en los CEMs un total de 31,703 casos de violencia familiar y sexual.

Además se aprobó recientemente una estrategia de intervención rural, la que fue elaborada reconociendo la diversidad de la población, tomando en cuenta para su diseño: (i) la diversidad cultural de nuestro país, (ii) los actores locales y (iii) la complejidad geográfica. No menos importante, manifestó, es el trabajo preventivo llevándose a cabo diversas estrategias que modifiquen aquellas estructuras sociales que toleran, transmiten y perpetúan la violencia, y que desnaturalicen los hechos de violencia. 

Ante ello se aprobó el Plan Nacional Contra la Violencia Hacia la Mujer 2009 -- 2015, que garantiza a las mujeres peruanas, a través de todo su ciclo vital, una vida libre de violencia, mediante un trato digno y el establecimiento de relaciones de igualdad entre mujeres y hombres. Finalmente aseguró que el Gobierno está comprometido en el esfuerzo de enfrentar las desigualdades, especialmente las de género, base de la violencia contra la mujer, "y en ese sentido, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables pone a disposición del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer de la República de El Salvador, todo el conocimiento y la experiencia en el manejo de políticas y en la elaboración de instrumentos orientados a una vida libre de violencia, con el propósito de ir avanzando en su erradicación" concluyó.

Fuente [MIMP]

No hay comentarios:

Publicar un comentario