miércoles, 8 de agosto de 2012

Primera Dama de la Nación clausuró cursos de cocina y panadería en Penal de Mujeres Santa Mónica de Chorrillos


La Primera Dama, Nadine Heredia, afirmó que se están brindando en los centros penitenciarios del país las oportunidades para reinsertarse en la sociedad y depende de las internas e internos,  aprovechar la capacitación en los programas que se brindan, para generarse una herramienta  de sustento para sus familias.

Fue luego de clausurar los cursos de capacitación laboral en gastronomía y panadería a través del programa “Vamos Perú” del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo en el Penal de Santa Mónica.

“Quiero contagiarles la esperanza de un mañana mejor. “Lo que ustedes han hecho al portarse bien, seguir las reglas y al ingresar a este curso, es abrir una oportunidad no solo para ustedes sino para sus familias y sus hijos; para que ellos las vean diferentes y se sientan orgullosos de ustedes”, manifestó.

“Hoy, ustedes culminan dos meses de estudios en gastronomía y panadería. Por eso, quiero felicitarlas, pues han decidido darse una oportunidad en la vida y, con ello, a sus familias. Será difícil al inicio forjar sus negocios, pero con empeño y actitud lograrán salir adelante”, dijo la Primera Dama.



El Perú que quiere el presidente Ollanta Humala es un país donde todas las mujeres tengan una oportunidad en la vida. La mujer peruana es la vanguardia de todo cambio en el país,  señaló Nadine Heredia.

La Primera Dama, junto al Ministro de Trabajo y  Promoción del Empleo, José Villena Petrosino y elpresidente del INPE, José Luis Pérez Guadalupe, entregaron los certificados a las beneficiarias del ex penal Santa Mónica, quienes llevaron los cursos para graduarse como asistentes de cocina peruana, de pescados y mariscos y asistentes de panadería y operadores de la misma.

La instrucción de las internas se desarrolló con los docentes de Cenfotur, íntegramente en el ex Penal Santa Mónica, al igual que en los establecimientos penitenciarios Lurigancho y Miguel Castro Castro. En dos penales de Cusco, se impartieron, paralelamente, los cursos para asistentes de cocina peruana y novoandina y asistente de panadería, beneficiando en total a 240 personas (80 mujeres y 160 varones).

Fuente: [Presidencia].

No hay comentarios:

Publicar un comentario