viernes, 6 de julio de 2012

Más de 75 mil vehículos se beneficiarán en tránsito diario mediante ampliación sur de Vía Expresa


La alcaldesa de Lima, Susana Villarán indicó que la ampliación de la Vía Expresa del Paseo de la República descongestionará el tránsito de la ciudad de oeste a sur, mediante las avenidas Javier Prado Angamos y Benavides, que beneficiará a más de 75 mil vehículos diariamente.

“200 millones de soles se ahorrarán anualmente en tiempo y combustible para la ciudad, esta es una obra exigida durante muchos años por los vecinos, que la estaremos haciendo realidad”, aseguró la autoridad edil.

Agregó que la obra reducirá de 1 hora a 20 minutos, el tiempo de viaje entre San Juan de Miraflores y Barranco. Asimismo interconectará a los distritos de Barranco, Surco, Lurín, Villa El Salvador y San Juan de Miraflores.



Obra de interés para Lima

El pleno del Concejo Metropolitano declaró de interés metropolitano la ampliación sur de la Vía Expresa de Paseo de la República que llevará esta autopista desde Barranco, donde hoy concluye, hasta la Panamericana Sur. La obra se desarrollará con inversión privada.

Actualmente existe en la comuna limeña una iniciativa privada presentada por la empresa Graña y Montero para construir los 4 kilómetros y medio que faltan para concluir el trazo original de dicha autopista urbana. La inversión es cercana a los 200 millones de dólares y la concesión de la obra está considerada por 40 años.

El proyecto contempla la utilización de la tecnología de cobro de peaje free-flow o flujo libre para el tránsito de vehículos, lo que constituye una innovación tecnológica que posiciona a Lima al nivel de las ciudades más modernas.

Al respecto el gerente de Promoción de la Inversión Privada de la comuna, Domingo Arzubialde, explicó que este sistema de cobro está conformado por pórticos con sensores electrónicos “que se ubicarán al empezar el nuevo tramo de la Vía Expresa, en el cruce con la avenida República de Panamá, en Barranco, y sincronizarán con el dispositivo -que utilizará código de barras- instalado en el parabrisas de los vehículos, el cual se usará como medio de pago y será recargable”, dijo.

“Al pasar por el pórtico, el sistema de cobro descontará el valor del peaje y ello permitirá avanzar a las unidades sin que se generen colas. De esta forma, se dejan de lado las tradicionales casetas de peaje”, explicó.

El funcionario edil señaló que este sistema ya se usa en diversas ciudades de América Latina y el mundo, lo que significa una oportunidad de modernización importante que servirá de modelo para otros peajes a implementarse en el futuro”, expresó.

Al haberse declarado de interés el proyecto, se abre el periodo para que otros inversionistas muestren su deseo de desarrollar dicha obra vial. En tal caso se procederá a realizar el concurso público correspondiente.

La ampliación sur de la Vía Expresa se iniciará con un intercambio vial en el cruce de la avenida República de Panamá en Barranco, donde se ejecutarán dos vías de enlace y una oreja de conexión. En la parte superior del trazo se consideran vías auxiliares libres con dos carriles en ambos sentidos, con sus bermas y veredas correspondientes.

El proyecto contempla la construcción de cuatro puentes ubicados en los ejes viales de La Castellana, Ayacucho, Surco y Próceres. Incluye asimismo la construcción de 6 rampas de entrada y 5 de salida en los dos sentidos. La obra concluirá en la Panamericana Sur antes del puente Alipio Ponce donde se construirán dos enlaces a nivel y dos viaductos elevados, para conectar ambas vías en todos sus sentidos.

La obra contempla la reserva del área necesaria  para la ampliación del recorrido del Metropolitano, que utilizará la berma central, favoreciendo a cientos de miles de personas que utilizan este medio de transporte. De esta forma se contribuirá a la reforma del transporte urbano

Con esta obra se busca mejorar el tráfico vehicular en horas punta y optimizar el tiempo de traslado de las personas a sus centros de trabajo o estudios, lo que redundará en ahorro de horas-hombre.

Antecedentes

La Vía Expresa de Paseo de la República fue construida a finales de los años 60, y fue considerada la obra emblemática de la gestión municipal del alcalde de Lima, Dr. Luis Bedoya Reyes.

En ese entonces logró el ordenamiento del transporte público y privado, y descongestionó el tránsito vehicular de Lima Metropolitana que en esos años tenía casi 3 millones de habitantes y su parque automotor era reducido.

Hoy, más de 40 años después,  Lima supera los 9 millones de habitantes y su parque automotor creció exponencialmente. El “Zanjón” ha colapsado. Por esta importante autopista circulan  actualmente más de 100,000 vehículos por día, en ambos sentidos, saturando lo que era una vía de alta velocidad.

Una de las causas de esta caótica situación es que la obra está incompleta. Acaba solo en la entrada de Barranco, donde se genera un inmenso cuello de botella.  Además, no haber culminado dicha obra, relegada por años, hace que una porción importante del tráfico que tiene origen o destino en los distritos de Lima Este y Lima Sur se concentre en la Av. Javier Prado, haciendo que esta vía reciba un número de vehículos que supera ampliamente su capacidad.

El trazo original señalaba que esta vía debía extenderse hasta la carretera Panamericana Sur, logrando la integración del Centro de Lima con  Barranco, Surco, Villa María del Triunfo, Villa El Salvador, San Juan de Miraflores, Lurín y balnearios. Además de constituirse en un eje integrador Norte – Sur y apoyará a la descongestión de los ejes Este – Oeste.

Hoy con financiamiento privado se hará realidad la prolongación sur de la Vía Expresa de Paseo de la República, generando un impacto favorable en la fluidez del  tránsito, en su reordenamiento y en la reducción de los índices de  contaminación ambiental.

Fuente: [MunLima].

No hay comentarios:

Publicar un comentario