jueves, 17 de mayo de 2012

Fundación Repsol dona 8,800 cocinas GLP a familias de bajos recursos en piura

El Ministerio de Energía y Minas (MEM), a través del Proyecto Nina, entregará 8,800 kits de cocinas a gas licuado de petróleo (GLP) a igual número de familias de escasos recursos de la provincia de Piura. Dichas cocinas han sido donadas por la Fundación Repsol y representan una inversión de más de 2 millones 500 mil nuevos soles.

Así lo reveló la coordinadora general del Proyecto Nina, Dora Dulanto, indicando que el lanzamiento oficial será hoy 17 de mayo en los asentamientos humanos San Isidro y Mónica Zapata. Esta importante donación también está dirigida a los distritos de La Arena, Castilla, Tambogrande, Piura, entre otros.

“En el distrito de Piura cerca del 70% de la población vive en asentamientos humanos, representando una gran cantidad de potenciales beneficiarios a atender. Esta es la segunda etapa de desarrollo del Programa de Sustitución de Cocinas en la región, el año pasado se repartió cerca de 4,500 cocinas con presupuesto del MEM y esta vez hemos regresado a trabajar con la donación de la Fundación Repsol”, señaló la funcionaria.

Dulanto destacó la iniciativa conjunta para lograr esta entrega entre el MEM, con su personal y todo la experiencia adquirida por el proyecto; la Municipalidad Provincial de Piura, que apoya con sus promotores y con la orientación a la zona específica para poder determinar quiénes son los beneficiarios; y la  empresa privada, con la donación de los kits de cocinas, siendo el primer esfuerzo de esta naturaleza que se materializa.

Cada kit de cocina a GLP que se entregará consiste en una cocina de dos hornillas con su regulador, manguera, abrazaderas, un balón con su carga inicial y dos vales de recarga gratuita.

Reconoció que aún quedará población sin atender en la región, la misma que tendría que ser beneficiada en una tercera etapa, en el mediano plazo.

“Este reparto de cocinas es parte del Programa de Sustitución de Cocinas y de los esfuerzos que despliega el MEM en coordinación con la Fundación Repsol para promover la inclusión social energética y alcanzar las metas previstas para el presente año”, refirió Dora Dulanto.

Al respecto, el Proyecto Nina viene llevando a cabo dos iniciativas orientadas a hogares de pobreza y extrema pobreza: el Programa de Sustitución de Cocinas a Kerosene y otros Combustibles Contaminantes por GLP en zonas urbano marginales; y el Programa de Sustitución de Cocinas Tradicionales a Leña por Cocinas Mejoradas a Leña en zonas que se encuentren por encima de los 2,500 msnm y donde no existe aún distribución de gas.

Hasta el momento, ambos programas han beneficiado a más de 100 mil hogares a nivel nacional, los cuales  han experimentado una mejora directa en su calidad de vida por la eliminación de enfermedades ocasionadas por el uso de la cocina tradicional; además de lograr un ahorro económico importante, ya que el balón de GLP cuesta menos que el kerosene y otros combustibles contaminantes.

Con este cambio, se contribuye, asimismo, a la sostenibilidad del medio ambiente porque una cocina a GLP emite una mínima cantidad de CO2 al medio ambiente y una cocina mejorada reduce la tala indiscriminada de árboles y sus emisiones de dióxido de carbono hasta en un 50%. Todos estos beneficios se traducen en un solo concepto: eficiencia energética al servicio de los hogares peruanos.

Fuente: [Minem]

No hay comentarios:

Publicar un comentario